jueves, 1 de enero de 2009

Son 108 golpes de campana

La traducción del poema es de Koji Ando. La foto es de Monserrat Loyde.
La campana está en el Enryaku-ji.

1 comentario:

Rosana Poe dijo...

¡Gracias Monse y Aurelio! Feliz año para ustedes también. Que sea un año con muchos buenos campanazos. Besos y abrazos