lunes, 12 de enero de 2009

Un día escucharán esto que digo



El pequeño Santuario de Otoyo está en el barrio encantador de Shishigatani, al pie del Higashiyama, a la vera del Paseo del Filósofo. Es vecino por tanto del Honen-in y el Nanzenji, vastos templos ilustres a los que resguarda. (En Japón un templo budista esta siempre resguardado por un santuario shinto, que paga tributo a las deidades locales.) Dicen la leyenda y las placas municipales que se erigió en 887 como plegaria por la salud del Emperador Uda. Está consagrado consecuentemente a Sukunahikona no Mikoto (少彦名命), deidad de la medicina, pero también a Sugawara no Michizane, patrón de la literatura y los estudios cuya existencia histórica es posterior a la época de Uda. Además de esas figuras, en el santuario hay numerosas estatuas de ratones, monos y otros animales, que reciben en altares menores, y diversos árboles y flores de valor simbólico. Ignoro cuál sea su relación con las artes escénicas, pero un día de abril nos encontramos ahí con el espectáculo de este actor de kyogen que practicaba su parlamento con intensidad sin mengua, como si el auditorio no hubiera estado desierto y muy pocos de los visitantes que pasaban, camino de lo cerezos en flor en las faldas de la montaña, se detuvieran unos instantes a escucharlo.

8 comentarios:

El Duilfo dijo...

Me está interesando mucho esto.

¿Cómo se le rinde respeto a Sugawara no Michizane?

slang dijo...

Buen sitio

Saludos de

César Espino Barros

http://luznegra.es.tl/

F.L dijo...

hola me encantaria poder enlazarte a mi blog... espero tu respuesta en

lanavedelostorpes.blogspot.com

Abrazos.

Puro Alegar dijo...

Señor Asiain:

Lo invito a darse una vuelta por este blog: http://endefensadelpleito.blogspot.com/

Es la bitácora de la organización que presido, asociación cuya única finalidad es la de promover que 2009 sea el Año Nacional de la Polémica Ociosa.

Mil gracias. Mil saludos.

Selva Hernández dijo...

¿Y por qué estamos de vacaciones en el blog?

Paul Medrano dijo...

Y todavía lo sigue escuchando. No pos ta canijo. Jeje

Pelo dijo...

Interesante.

Y padrísimas fotos, como siempre :)

Selva Hernández dijo...

Extraño el Margen del Yodo.