lunes, 26 de noviembre de 2007

Hierbas en el arroyo, a la deriva


, originally uploaded by lamonse's views.

Ki no Tsurayuki cita en el prólogo del Kokinshû, entre otros poemas de Ono no Komachi, el que escribió para rechazar la invitación de Fun’ya no Yasuhide a visitar la provincia de Mikawa, a la que partía como gobernador:

わびぬれ ば身をうきくさのねをたえてさそふ水あらばいなむとぞ思ふ
wabinureba mi mo ukikusa no ne wo taete sasou mizu araba inan to zo omou

En la traducción no literal de Carlos Rubio (Kokinshuu, Hiperión, 2005):

Tan triste y sola:
como un alga flotante
sin raíz ni arrimo
a merced de corrientes
que me arrastren y lleven.

En la versión indirecta de Octavio Paz (Versiones y diversiones, Joaquín Mortiz, 1974):

Hierba, me arranca
la desdicha. Yo floto
ya sin raíces.
¡Siguiera al remolino
si me hiciese una seña!

Es difícil contar los ecos de esas palabras en la literatura japonesa, que resuenan ya en un episodio de los Yamato monogatari (951) y todavía en una pieza teatral de Yukio Mishima y dos cintas de Yasujiro Ozu. En dos obras de teatro nô del ciclo de Komachi desempeñan un papel central. A través de ellas se revela en Sekidera Komachi, de Zeami, la identidad de la poetisa. En Sotoba Komachi, que se atribuye a Kan’ami, el shite, que encarna el espíritu de la poetisa, se refiere a sí como "hierba flotante, cuerpo que el agua llama" (身は浮き草を誘ふ水 mi wa ukikusa o sasou mizu, mi wa ukikusa o sasou mizu. "Llama" o más bien incita, invita, tienta, que eso quiere decirsasou. Adviértase, además, que la primera persona, en este pasaje y en el poema al que alude, no es watashi (私) sino mi (身), que en primer lugar quiere decir "cuerpo". En otro momento de Sotoba Komachi, el shite dice:

姿が 世をも厭 はばこそ。 心こそ厭 へ
sugata ga yo wo mo iya wa bakoso, kokoro koso iya e


Mi forma está en el mundo, mi espíritu se ha ido.

La hierba a la deriva (eso significa ukigusa, más que flotante, si bien se piensa) es pues, en el poema de Ono no Komachi, el cuerpo del que el espíritu se ha ido. El cuerpo, en términos cristianos, desalmado.

3 comentarios:

ele de lauk dijo...

Siempre me fascina , como el agua .

Martha, la de siempre dijo...

Creo que todas las versiones que enlistas forman, finalmente, diversos poemas. Palabras que se multiplican en sentidos, rítmica y fonética... Unas con tintes eróticos y otras místicos, también ámbitos cercanos en más de una manera. La foto es excelente.

Tamarit dijo...

Hay, en El Litoral de Argentina, de esas plantas acuáticas: los camalotes (en la foto veo un camalotalcito, "regado" de pétalos). Supongo que Horacio Quiroga, y probablemente Juan L. Ortiz también, digo, en sus escritos aparecerá "camalote", "camalotal".

Abrazos desde Córdoba.