miércoles, 9 de abril de 2008

Vivales debería apellidarse

No sé cómo caí en el blog de un José Luis Vivero, que ha tenido la desfachatez de copiar ahí una entrada de este margen del yodo, sin cambiarle más que el título, y sin darse cuenta además de que se trataba de una continuación de otra nota y de que lo que yo hacía era comentar un pasaje del Diario del historiador Domingo Francisco de San Antón Muñóz Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin (1579—1660), con lo que no sólo se roba mi pluma, sino la del ilustre novohispano. Menudo caradura.

2 comentarios:

yiokun dijo...

hola, supongo que has pedido explicaciones y remedio, no?

espero que sólo sea una metedura de pata, sin mala intención...

saludos

T. dijo...

¿Pero has visto los datos que aparecen en su perfil de Blogger? ¿Te das cuenta que hasta los agricultores afganos te leen? Bravo Aurelio, eso es fama y no chiquiterías...