jueves, 13 de noviembre de 2008

La luna sobre Kioto en el otoño


End point of old Tokaido road, originally uploaded by ionushi.

El Tōkaidō 東海道, el camino del Mar del Este, la más importante de las cinco grandes vías que ordenaban la red de carreteras tendida por los Tokugawa, corría entre Edo y Kioto y tenía uno de sus extremos en el Puente de Sanjô (es decir de la Tercera Avenida) que mandó construir Toyotomi Hideyoshi a finales del siglo XVI. El Tokaido existe todavía, pero ya no llega a Sanjô ni se detiene en Kioto, pues va hasta Osaka, y el puente sigue en su sitio, cruzando el venerable río Kamo, admirable desde el Starbucks vecino. Hacia allá me dirigía yo a toda prisa, con el tiempo justo para llegar a mi cita, cuando la adiviné a mis espaldas y me volví: surgía detrás del anuncio del ryokan Iroha, subiendo ella también apresurada al tiempo que caía la noche, como siempre al principio del otoño, aunque parezca aquí un instante detenida.

6 comentarios:

Tamarit dijo...

Quién estuviera en Japón, para poder ver ese cromo colgado...

Yo la vi anoche, preñada y lúgubre, pesada de lo blanca, más o menos a 4 mtrs. del suelo. Bellísima, como siempre.

Un abrazo.

Paloma Zubieta López dijo...

Foto de ensueño. Me gusta mucho el juego de colores entre el cielo y la luna, parece magia. La luna...siempre la misma y tan distinta. Acá se nota que te estaba sonriendo.

Ojisanjake dijo...

is it the endpoint, or the startpoint?

Srta. Pelo dijo...

Hermoso.

Rosabcn dijo...

Qué casualidad! La semana pasada me compré un libro de fotografía en mi trabajo: "Tokaido gaandeweg", del fotógrafo holandés Guus Rijven. Es 'una visión actual de los 53 lugares de la ruta de la costa".

No es sólo un libro de fotografía. Incluye un mapa y grabados antiguos, mucha información sobre la ruta, fotos preciosas (cada lugar, una página de texto-una foto).

Empieza en Kyoto, y termina en Tokio. A la derecha, en la parte superior, este poema: '

"Haneda michi
saegiru kora ga
warusa yori
nawate o yoko ni
ochisu karigane"

El libro ha sido publicado en colaboración con el curator de Arte japonés, "Museum voor Volkenkunde" de Leiden, Holanda.
Y Paul Wijsman, bibliotecario de la sección de Japón, Universidad de Leiden.

Rosabcn dijo...

Me olvidé: preciosa foto, parece irreal!!