viernes, 29 de febrero de 2008

no devotion greater than being shore

Uno va a Uji, donde transcurre una parte esencial del Genji, visita el Byodoin, que es uno de los templos más hermosos de Japón y, para evitar que le dé el síndrome de Stendhal que casi mata a Guillermo Sheridan, se mete en busca de sosiego a alguno de los restaurantes que se suceden a la orilla del río y ve morir ahí la tarde. Pero si uno no se detuviera ahí le bastaría caminar unos minutos para llegar, por ejemplo, al santuario de Uji, que aparece en el Nihon shoki, uno de los primeros libros clásicos japoneses, en el pasaje donde se cuenta cómo el Emperador Ohjin se suicidó arrojándose al río después de pelear por el trono con su hermano, el Príncipe Osazaki, luego Emperador Nintoku. O podría ir más lejos y llegar hasta el santuario de Ujigami, consagrado a los dos hermanos y considerado “patrimonio de la humanidad” por la UNESCO, no tanto por su belleza como por ser el más antiguo del país. Yo fui hasta allá cuando vino Saralú, y tomé entre otras la foto que aquí aparece. Le puse un título que tomo para esta nota y que dejo por esta vez en inglés, porque es una cita: de este poema admirable de Robert Frost:

           D E V O T I O N

           The heart can think of no devotion
           Greater than being shore to the ocean—
           Holding the curve of one position,
           Counting an endless repetition.

No veo cómo decirlo tan bien en español, pero espero que a algún lector se le ocurra algo menos infiel que esto:


           D E V O C I Ó N

           Tiene la playa al mar tal devoción
           como no hay otra, piensa el corazón:
           fiel a la curva de una posición,
           y a la monótona repetición.

4 comentarios:

Strika dijo...

Entre tu traducción y la de Enrique Revol, me quedo con la tuya. Lo único es que yo traduciría "endless" por "infinita".

Aurelio Asiain dijo...

No, en este caso "endless" no es "infinita" sino más bien "interminable", que es un poco distinto. Pero rítmicamente ninguna funciona. Si fuera prosa hubiera traducido infinito o interminable y ya; pero es verso. Y me gusta el cambio de sentido que introduce "monótona".

¿Cómo es la de Revol? No la conozco.

Strika dijo...

Sí, entiendo. Por eso prefiero la tuya, ya que la de Revol no funciona rítmicamente (traduce como si fuera prosa):

El corazón no puede creer en devoción
Mayor que la de ser playa del océano,
Manteniendo la curva de una posición,
Contando una infinita repetición.

Aurelio Asiain dijo...

¡Madre de Dios!